Seleccionar página
Yo soy…
Es como miro, siento y vivo.
Intensa… ¡mucho!
Pinto de siempre y no por
la tranquilidad del oficio.
Que como dijo Dalí
un cuadro es, o muy
sencillo, o imposible.
Nunca sé bien dónde parar.
Vuelvo cada día para sorprenderme,
enfadarme o gozar.
Sin certezas, más que la coherencia
y fidelidad a mi trabajo.
A veces salen cosas más allá de mí,
y sólo me sale dar gracias.
Esto no tiene fin…